Para la Conciencia no existe pasado, futuro, ni tan siquiera el presente; experimenta una vivencia desde la Presencia absoluta.